LO MUNDANO

Actualizado: 5 de jul de 2019

Y LO SAGRADO



Lo mundano no es el mundo y sus posibilidades. Lo mundano es el alcance que tienen en ti el mundo y sus posibilidades; el mundo, ni bueno ni malo, es en tí según lo que pretendes.

En qué se convierte el tiempo que te es dado, en qué las circunstancias, los recursos, los seres que te rodean, las relaciones? Ahí /Así empiezan la caída, durante tanto como lo permitas y lo consientas, o el ascenso, hasta que inviertas.

Consideras una buena inversión cuando explotas la vida y sus recursos para obtener determinados resultados según tus expectativas y deseos personales; pero cuando encadenas la vida, los recursos, las relaciones, te encadenas tú, tanto y como los explotas y atesoras.

Se pierde la sacralidad cuando se pierde la inocencia, cuando se pretende que las cosas sean lo que no son, un medio, no un fin.

Te empobreces cuando inviertes la ecuación, cuando por un resultado efímero apuestas la vida, el tiempo, los recursos; cuando la vida y lo sagrado que hay en ella deja de ser importante y ella se esclaviza a lo efímero y banal. Así transcurren años, décadas, toda una vida, hasta que el sinsentido y el tedio que rebosan de hastío la copa del placer y la satisfacción, te obligan a una inversión: Inversión del camino habitual que va de afuera a ninguna parte cierta, a comenzar a ir de afuera hacia adentro, a tu verdad; inversión de flujo de valores, de tener y estar, a dar, compartir y ser; de poner por encima de la de todos los demás tu vida, a entregarla a la causa de una vida mayor HUMANIDAD COMUNIDAD.

La llave de la puerta de la sacralidad es la inocencia, que se abre cuando te permites ser el que eres, sin culpa, ni miedo, ni vergüenza, ni necesidad de ser otro del que eres en la pureza de la no pretensión

Ignorar la inocencia propia y la ajena, conduce a la mundanidad, a las verdades a medias, esas que cambian según cambian los vientos de la favorabilidad, esas que no importa traicionar.

Invertir el camino de la mundanidad a la inocencia y a la simplicidad, te lleva por la puerta de la sacralidad, a una especie de relación de igualdad con todo lo que es de la inocencia, con todo lo que es de la verdad, hasta que tú ya no tienes verdades, hasta que tú mismo eres como ella, VERDAD


12 vistas
ContactO

© 2019 Luz Ángela Carvajal Posada

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black YouTube Icon

Consultorios Carvajal

Medellín, Colombia

​​

Tel: +574 2500840

WhatsApp: +57 300 2077209

hola@luzangelacarvajal.com

arrow&v